Ochun

Ochun/Oshun, la divinidad del río. Sus aguas dan vida y sostienen la vida también como toman la vida. Algunos de los peces que comemos vienen de lagos, ríos y arroyos. Estas formas de vida también dan sus vidas para que podamos nutrirnos y sostenernos.

A muchos de nosotros nos gusta la miel y conocemos como obtenerla y de donde proviene. Las abejas obtienen el polen o la savia de las plantas y las flores y las llevan a la colmena. La miel de abeja es actualmente el arma mas poderosa de Osun así como uno de sus alimentos favoritos u ofrecimientos.

El agua de Oshun fluye dando y tomando vida. El agua tiene minerales, algas y plantas vivas del banco de los ríos, de esta forma provee de alimentos y nutrientes a los peces y otros fuerzas vivas marinas que viven en sus aguas.

Ochun.

La bella entre las bellas, cantaba y jugaba en el monte por donde le gusta pasearse, pues amansa a los animales y las fieras, ni el alacrán la pica. Yemaya la tomó bajo su protección, y le regaló el río para que viviera. Para alegrarla, la cubrió de joyas, corales e infinitas riquezas. Por eso es que Oshun vive en el río y quiere tanto a Yemaya.

Orisha mayor, Dueña a del amor, de la feminidad y del río. Es el símbolo de la coquetería, la gracia y la sexualidad femeninas. Mujer de Changó e íntima amiga de Elegguá que la protege. Siempre acompaña a Yemaya.

Vive en el río y asiste a las gestantes y parturientas. Se le presenta como una mulata bella, simpática, buena bailadora, fiestera y eternamente alegre, con el persistente tintineo de sus campanillas. Es capaz de resolver tanto, como de provocar riñas entre los Orishas y los hombres.

En el Diloggún habla en Oché‚(5), Unle(8), Ofún(10) y en Obbaramelli(6-6). Su color es el amarillo, pero también los coralinos y verdes agua. Su día, el sábado y sus números 5,10,15 y 25.

CAMINOS

Ochún Yeyé Moró (o Yeyé Kari) la más alegre, coqueta y disipada de todas. Continuamente está en juerga. Se pinta, se mira en el espejo, hasta con los muertos coquetea.

Ochún Kayode : Alegre, dispendiosa, servicial.

Ochún Miwá : Ligera de cascos.

Ochún Aña : La de los tambores. Aspectos serios de la diosa: teje mallas, jamos y cestos.

Ochún Yumu : Vieja y sorda, fabrica jarros de barro. Es la más rica de todas. No le gustan las fiestas. Muy severa. Tiene relaciones con Oggún.

Ochún Gumí : (Bomó o Bumí) Está asociada a los muertos, sale del río y maneja la pica y el azadón en Izoku(cementerio). Se mece en una comadrita en el fondo del río.

Ochún Sekesé : Sumamente seria.

Ochún Akuara : (o Ibú) vive entre el mar y el río: esta es la de aguas saladas y dulces. Es también buena bailadora y de carácter alegre, trabajadora, le gusta hacer el bien, atiende a los enfermos como Yemaya en este avatar, se niega a hacer maleficios y amarra a los abikús. Solo llamativos y amarres y filtros de amor. La música la apasiona.

Ochún Fumike : Muy buena, relacionada con Obatalá. Le concede hijos a las mujeres estériles. Quiere mucho a los niños.

Ochún Ololodi: Como Yumú, vive en el fondo del río, borda y teje sumida en el agua, con sus peces, una estrella y la media luna. Es una sirena. Muy sorda, cuando se le llama tarda en responder. Muy casera, señora de respeto. Solo se ocupa de asuntos serios. No baila.

Ochún Funké : Sabia, tiene grandes conocimientos y enseña.

Ochún Edé : Elegante, gran señora, le gusta la música, va a fiestas pero es juiciosa y mujer de su hogar.

Ochún Niwe : Vive en la manigua

Ochún Kolé-kolé: (Akalá-Kalá, Ikolé, Bankolé u Ochún Ibú Kolé)n este camino, la risueña y seductora se arrastra en el fango del arroyo, es una hechicera empedernida, inseparable del Aura Tiñosa. Se halla en una miseria total, posee un solo túnico que era amarillo y de tanto lavarlo quedó blanco. Come lo que lleva el Aura, vuela con ella o en ella y todas sus obras son malas. Ochún Awé : En este caso la Diosa del Amor, no se parece en nada a la mujer exuberante de vida y alegría, limpia y perfumada, es Ochún afligida junto al Ikú. Con la ropa sucia.

ATRIBUTOS: Abanicos de Sándalo o pluma de Pavo Real, pececillos, camarones, conchas, botecitos, espejos, joyas, corales marinos, sabanas, paños bordados y todo objeto propio del tocador femenino. Marugas, Acheré, Agogo, irukes y pañuelos.

HERRAMIENTAS: Cinco manillas de oro, cinco adanes, una media luna, dos remos, una estrella, un sol y de una a cinco campanillas. En dependencia del camino sus atributos pueden cambiar. Ochún Kolé‚ lleva además de lo anterior, cinco agujas, cinco carreteles de hilo, un machete, un mortero y una corona con veintiuna piezas.

COLLARES: Llevan cuentas amarillas o de ámbar. Oshun Olodí, Ochún Ibú y Ochún Gumí llevan cuentas rojas, verde esmeralda o amarillo mate. Ochún Ikole‚ las lleva rojo y ámbar. Las sartas que sólo llevan corales(iyón), pertenecen tanto a Ochún como a Yemaya.

ROPA: Bata amarilla sujeta a la cintura por una faja que sobre el vientre, lleva un peto en forma de rombo. Al borde del vestido lleva un festón de puntas con cascabillos colgantes.

ANIMALES: Gallos, palomas, guineos, jicotea, patos, chivos castrados, venados (cuando era amante de Ochosi), gallinas, codornices (en el camino de Ochún Ibú Akuara), pavos reales, canarios y caimanes.

FLORES: Girasoles, Guacamayos, botón de oro. PERFUMES: Vetiver , Sándalo

YERBAS ESENCIALES DEL ASIENTO-

Lechuguilla - Yerba añil - Verbena - Prodigiosa - Paraguitas(quita solito) - Flor de Agua - Helecho - Berro - Lechuga - Yerba Buena - Albahaca Morada - Guamá - Guásima - Botón de oro - Yerba de la Niña - Coate ó Colonia - Marilope - Panetela - Huevo de Gallo - Helecho de río - Guacamaya - Yerba Mora - Corazón de paloma - Cucaracha - Diez del día - Orozú - Palo de canela

 PATAKI DE OCHUN Y ORULA 

En mitad de la selva imaginaria de la tierra de los orishas, vivían Ochún, Oggún, Changó y Orula. Ochún, tan sensual, bella yerótica como liviana, vivía maritalmente con Changó, pero esto no le impedía flirtear con Oggún y con cualquier caminante que se perdiera en ese monte lleno de sorpresas. Por ese entonces, Orula, baldado y en silla de ruedas, decidió registrarse buscando saber hasta cuándo duraría su desgracia. Se tiró el ékuele y le salió la letra Iroso Sa, que le recomendaba hacerse ebbó a toda carrera. En este registro se le advertía también que tuviera mucho cuidado con el fuego, pues Changó se había percatado de las infidelidades de su mujer. Ochún, apenada porque Orula en su lecho de enfermo no podía salir a buscar las cosas necesarias para hacer el ebbó, inmediatamente se las trajo. Orula le quedó muy agradecido. Un día de primavera, mientras Ochún cocinaba una adié, la comida preferida de Orula, Changó acechaba para lograr su venganza. Seguro de encontrar juntos a Ochún, Oggún y Orula, formó una gran tormenta y, con sus rayos implacables, le prendió fuego a la choza de Orula. Oggún salió corriendo. Orula, del susto, volvió a caminar y logró alcanzar la espesura. Ochún, quien buscaba orégano y albahaca para sazonar la adié, al ver las llamas pensó en la invalidez del pobre Orula. A riesgo de su vida, penetró en la casa para salvarlo. Al no encontrarlo allí, desesperada y casi ahogada por el humo, salió llorando. Cuando vio a Orula, sano y salvo en un clarito del monte, se abrazó a él. Emocionados, ambos se juraronamistad eterna. Orula le dijo: "Tú, que fuiste la pecadora, te acordaste de mi en los momentos más difíciles. De ahora en adelante, comerás conmigo. Haremos juntos nuestra comida predilecta, la adié. Te nombro, además, mi apetebi. Juntos andaremos los caminos de los oddun y de los hombres". Iboru, Iboya, Ibocheche... 

PATAKI DE OCHUN 

Ochún, la bella entre las bellas, gustaba de pasearse por el monte. Cantaba y jugaba con los animales porque ella amansa a las fieras y ni el alacrán la pica. Un día Oggún, el herrero infatigable que vive en la manigua, la vio pasar y sintió que se le traspasaba el corazón. Impetuoso y brutal, corrió detrás de la que soliviantaba su deseo, decidido a poseerla. Ochún, que estaba enamorada de Changó, huyó asustada. Ágil como el venado, en su loca carrera, atravesó los verdes campos de berro de Orisha-Oko, el que asegura la fecundidad de la tierra. Pero Oggún, enardecido y violento, estaba por darle alcance. Fue entonces que Ochún, desesperada, se lanzó al río. Arrastrada por el torbellino de la corriente, llegó hasta la desembocadura donde se tropezó con la poderosa Yemayá, madre de todos los orishas. Compadecida, Yemayá la tomó bajo su protección, y le regaló el río para que viviera. Para alegrarla, la cubrió de joyas, corales e infinitas riquezas. Por eso es que Ochún vive en el río y quiere tanto a Yemayá.

CUBA 

Ochún es la dueña de la sexualidad y del río. Sus colores son el amarillo oro y el verde y se le representa como una mulata muy hermosa y zalamera, que viene siempre riéndose a carcajadas y agitando sus brazos llenos de manillas. Su arma principal son los addanes, aunque en el camino de Ochún Ololoddí maneja el tablero y el ékuele de Orula, usa machete y monta a caballo. 

En Cuba se le sincretiza con nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Patrona Nacional. En la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje es Choya Wengue; en Brillumba, Npungu Mamawanga, Choya Wengue, Mama Chola y Sibimú Kalunga y en la Sociedad Secreta Abakuá, Yarina Bondá. 

En el culto Arará es Mase; en el Cabildo lyesá, Dodowá y Dodoke y en el Ganga, Yeyé.

HAITÍ 

En Haití corresponde a Mademoiselle Anaisé.

SANTO DOMINGO 

En este país, su equivalente recibe los nombres de Anaísa, Anaísa Pié y Anaísa Pié Danto y se sincretiza con Santa Ana, cuya fiesta es el 26 de julio. Esta deidad es conocida entre los voduistas como la Afrodita del Olimpo Criollo y, por ser la diosa del amor, es alegre y amiga de la diversión, la bebida, el baile, las galas y los perfumes. Es especialista en asuntos amorosos y se dice que fue prostituta en una ocasión. Como maítresse casquivana y frívola, cambia constantemente de amantes y provoca adulterios. Según voduistas de Santiago, tiene como amigos a Belié Belcán y al Barón del Cementerio. A pesar de su carácter, gusta de llevar la felicidad a los hogares. Es muy solicitada por las mujeres despechadas para, a través de ella, "amarrar" a los maridos infieles. Las mujeres con trastornos vaginales y uterinos tienen en esa deidad su mejor protectora. Sus colores emblemáticos son el amarillo y el rosado.

CHANGO CULT DE TRINIDAD-TOBAGO 

Aquí la imagen de Ochún se equipara con la de Girebete o Demorlé y se sincretiza con Santa Filomena o con Santa Ana. Aparece como señora o dueña del océano, trabaja con un remo o un hacha bipene y es muy tranquila.

BRASIL 

La sensual diosa de las aguas dulces, del oro, del amor, la voluptuosa, coqueta y bonita Oxum, una de las mujeres de Xangó, está representada en la Iglesia Católica por la Virgen de la Candelaria, cuya fiesta es el 2 de febrero. Lleva abebé de lata, su fundamento es una piedra marina o una concha y se pone pulseras de latón ycollares de abalorios amarillos y azules. Cuando vive con el orixa Ogúm se llama Oxum Apara y blande una espada para complacer a su belicoso señor. En Brasil se le considera hija de Oxalá y lemanjá y que en los terreiros de Río de Janeiro se le sincretiza con Nuestra Señora de la Concepción, siendo su fiesta el 8 de diciembre. En los mitos de origen Nâgo, Oxum esta siempre ligada a lansa, Oxosse y Xangó. Para unos es madre, para otros madrina y, para algunos hermana de lansa. En algunos terreiros, Oxum es considerada madre de Oxosse y en otros, su hermana. Con respecto a Xangó, la relación es siempre de esposa y una de las tantas mujeres del mismo. Su baile, según el toque empleado en el Candomblé, puede representar el bañarse en el río, el vestirse o desvestirse, el mirarse en el espejo o el peinarse, todo hecho siempre a partir de una actitud de requiebro o malicia. Adora las muñecas y se adorna con oro, siendo sus objetos preferidos los iddés, los brazaletes o manillas, la corona o ade y el espejo llamado leque. Su salutación es Ora ie ie o y es una raíz que significa madre, ya que Oxum es una diosa muy unida a la procreación. La gestación se encuentra bajo su protección, ya sea antes o después del nacimiento del niño, hasta que éste comience a hablar y a adquirir conocimientos. Es también la patrona de los peces y los pájaros, asociación que pertenece a todos los orixas mayores femeninos, y la dueña de la riqueza y el dinero, los cuales provienen de la procreación y la gestación representadas por el oro. El huevo es otro de sus símbolos, así como una de sus comidas predilectas. El bronce, el oro y todos los metales dorados le pertenecen. 

En la Umbanda, debido al sincretismo con una de las apariciones de la madre de Cristo, Oxum es la madre sufrida y la esposa abnegada la cual, al poseer a una persona, se presenta llorando copiosamente y lavando a sus hijos con agua, para limpiarlos con su fuerza regeneradora. Representa a la ribera de los ríos y recoge flores -preferiblemente el lirio, símbolo de la pureza-, para dar fuerza a los terreiros. Su color es el azul claro. 

En el Candomblé, sus colores son el amarillo oro, el azul claro y la combinación del azul y el blanco.

0
Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .

Tratados de santeria, ifa y palo mayombe

$(document).ready(function(){ $(".mz_wysiwyg").responsiveVideos(); });